Las salas

martes, 2 de abril de 2019

Zulú (Zulu, 1964). Cy Endfield

Sudáfrica, 1879. Un centenar de soldados ingleses esperan el ataque de 4.000 guerreros zulúes. Tienen órdenes de resistir en su puesto y, a pesar de la aplastante superioridad numérica del enemigo (40 a 1), están dispuestos a luchar hasta el final.

Para defender la inacabable historia del asedio. "Zulú" está salpicada de esos accidentes personales que definen uno por uno con seguro trazo los tipos principales de la historia.(...) Con las paradas de la cámara en el análisis de estas figuras se sostiene en las pausas bélicas el levísimo hilo argumental. "Zulú", a pesar de todas sus innegables perfecciones, se dilata y pesa más de la cuenta. Una tijera bien manejada por un buen montador dejaría la película en un tamaño menos esforzado sin mengua de ninguno de sus valores espectaculares, patrióticos y heroicos. Porque la gran visualidad de "Zulú , el patriotismo y el heroísmo, que retrata con estupendo propósito, se duelen y esterilizan, en cierto modo, con tan insistentes machaconerías. (Gabriel García Espina en ABC del 14 de julio de 1964).

El asunto es, naturalmente, muy viejo en el cine. Sobre temas de asedio y defensa militar se han producido excelentes films, como «La bandera», «Tres lanceros bengalíes», «El Álamo», etc. Todas estas cintas son de un gran encanto y una fuerte emoción. En «Zulú» sólo en momentos aislados y fragmentariamentese llega a conseguir efectos parecidos.Con todo la película, que tiene un cierto «gancho», está destinada especialmente a complacer a los aficionados al género de acción, con muchos tiros, lanzazos y centenares de cadáveres. La cinta es en color y tiene el encanto de haber sido rodada en parajes geográficos muy semejantes a aquellos en que transcurrió realmente el episodio. (A. Martínez Tomás en La Vanguardia del 21 de agosto de 1964)

Los estudiosos de estas cosas en las películas deberían apreciar ésta, ya que tiene todos los ingredientes estándar de la heroica película de fuertes. (Bosley Crowther en New York Times)

Zulú es un relato justamente rudo e interesante acerca de una compañía de soldados galeses que cumplen su deber por la Reina y el País de otros en una tierra extraña. (Geoff Andrew en Time Out)

Joseph E. Levine hace un impresionante debut en la producción cinematográfica británica con Zulú, una película que le brinda un amplio margen para su rimbombante concepción del espectáculo. (Variety)

Zulú se concentra en la batalla, en una acción continua con espectaculares choques entre los soldados británicos con sus casacas rojas (que junto al blanco de los cascos y el azul del cielo parecen crear una evocación cromática de la enseña británica) y los zulúes con sus escudos y lanzas. Una iconografía muy bien aprovechada por Cy Endfield en una continua coreografía de grandes movimientos de cámara y medidos desplazamientos de los ejércitos, que crean un discurso sobre la entrega y el valor que nunca llega a ser grandilocuente, apoyado en un realismo descarnado, en la espectacularidad de las situaciones y en una fotografía de inusual brillantez. (Ricardo Aldarondo en Películas claves del cine de aventuras)

Poco conocida en nuestro país, "Zulu" es sin embargo una referencia del cine anglosajón, y ha inspirado a muchos cineastas. La película relata la batalla de Rorke's Drift, que a finales del siglo XIX involucró a un pequeño grupo de soldados británicos a cargo de la defensa de un puesto militar contra un ejército zulú mucho más grande. La acción tarda un poco en comenzar, pero la película introduce cierta tensión tan pronto como los británicos esperan la llegada de los zulúes. Y lo más destacado es, por supuesto, la batalla en sí misma, que se extiende por más de una hora, y es bastante suntuosa. De hecho, "Zulu" tiene un aliento épico innegable, con cientos de extras, bellos paisajes naturales, escenas de combate diabólicamente efectivas (mucha acción, montaje muy dinámico, violencia gráfica muy pronunciada para su época), una puesta en escena ordenada, y personajes carismáticos. Stanley Baker está muy convincente, ya que siendo un ingeniero militar se encuentra a la cabeza de la defensa, y Michael Caine realiza su primer papel importante, el de un oficial que desprecia y termina por respetar a su compañero. También notemos que, contrariamente a lo que uno podría temer, está muy lejos de ser una película colonialista o racista. Los guerreros zulúes se presentan como hábiles, tácticos y con sentido del honor. Le dan pleno sentido a esta película que trata sobre todo de coraje. Al final, "Zulu" es una muy buena película de aventuras. (Redzing en Allocine)

Película estrenada en Madrid el 14 de julio de 1964 en los cines Carlos III, Consulado, Palacio de la Prensa y Roxy B; en Barcelona el 21 de agosto de 1964 en el cine Coliseum.

Reparto: Stanley Baker, Jack Hawkins, Ulla Jacobsson, James Booth, Michael Caine, Nigel Green.



No hay comentarios:

Publicar un comentario